Los problemas pesan menos que las ilusiones

María Jennifer González Pascual es una niña de 12 años que vive en Quetzaltenango y sueña con ser maestra. Siendo la mayor de cuatro hermanos y la única chica, muchas veces compagina sus estudios con hacer la comida o ayudar a sus hermanos tras las clases, ya que sus padres trabajan como jornaleros en comunidades aledañas.

A pesar la vida rural que le rodea y que en esa zona la mayoría de las mujeres tienen un nivel de escolaridad bajo, Jennifer alberga mucha ilusión en continuar sus estudios, porque desea con muchas fuerzas tener mejores oportunidades en la vida y contribuir a que su familia también tenga más opciones en el futuro. Actualmente estudia el grado sexto de primaria en una escuela pública de su comunidad, gracias en parte a que lleva 3 años acompañada por el Proyecto de Becas, que le ha permitido sobreponerse a los problemas e intentar labrarse un futuro.

Una mochila, el uniforme escolar, calzado para gimnasia y otros útiles necesarios para clase, ese es el material que ha obtenido al entrar en este proyecto. Por eso Jennifer no oculta nunca su gran sonrisa ni su sentido de la responsabilidad al aceptar esta beca, porque sus condiciones socioeconómicas pesan menos que su dinamismo, su capacidad para colaborar en casa y, sobre todo, su firmeza para rendir en la escuela. El futuro es suyo porque los problemas pesan menos que las ilusiones, ya que le alivia sentir que otros se preocupan por ella para que pueda seguir triunfando.

Testimonio

MARÍA JENNIFER GONZÁLEZ PASCUAL
12 años

Becada de primaria




Otros testimonios